Toda una larga semana esperando a que llegara ese momento, en el que las puertas de la Sala Lobby de Madrid en pleno centro (muy muy cerca de Colón, junto a la biblioteca nacional) se abrieran para darnos paso a mil y algo personas con el fin de disfrutar de un club con mayúsculas de buena música electrónica (house, electrohouse, minimal…).

Desde el primer momento sentí que no iba a ser una noche cualquiera. Muchísima gente guapa, ninguna aglomeración, ¡todos tenian su espacio! (no como ocurre en otras macrodiscotecas). Una sala coqueta, muy conocida en la capital, bien conectada (incluso de noche, con Buhos y Cercanías) y un sonido espectacular. La iluminación, de ensueño. El personal, encantador. Los bailarines, con un cuerpo de infarto.

¿Qué más falta? Dejadme pensar… ¡ah sí! ¡La música! ¿cómo no?
Increible, sin palabras: Comenzó partiendo la pista DjNano con los temas más sonados ultimamente en el panorama electrónico y que, día a día nos presenta en su programa de radio OneMomentInTheSky de LocaFM.
Continuó el residente Nicolas Ojesto, con un buen hacer a los platos que muchos quisieran. Consiguió que la gente no echara de menos al más conocido de nuestros Dj’s.
Pero, a título personal, me encantó el cierrre de Ze Alonso. Que me perdonen los que no piensen como yo, pero seleccionó unos temas singularmente potentes que hicieron a las seis en punto de la madrugada rugir a los visitantes a la sesión. Con todas las luces ya encendidas, todos y cada uno de los que estabamos allí rogabamos que nos pusiera un tema más, que por razones de organización (supongo) no nos pudo conceder (oooooh!).

Así mismo, me gustaría agradecer a todos los asistentes el buen rollo del que disfruté a la hora de hacer mi trabajo. Todos respondieron muy amablemente y, por desgracia, no a todos los sitios a los que he ido a realizar un reportaje ocurrió lo mismo.

Ya estan listas las fotografías aquí (requiere registro)